Hace algunos años, Compaq y HP, grandes compañías tecnológicas, decidieron fusionarse para hacer frente a la feroz competencia de nuevos entrantes que ofrecían productos de valor en la gama masiva de computadores personales. El resultado fue la pérdida de millones de dólares de los accionistas de la nueva compañía, mientras los márgenes en estos productos bajaban cada vez más.
Por la misma época, IBM, el creador de esta gama de productos, decidió salir. Vendió su segmento de computadores personales a Leonovo, y se dedicó a vender servicios, donde ha mantenido su liderazgo. Su decisión fue acertada, al colapsar el mercado de computadores personales y volverse cada vez menos rentable.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>